19 de septiembre de 2011

A mi maestro

A Gustavo Adolfo Bécquer


Se torna oscura la luz
mecido por tus palabras,
surgen amores perdidos
de bellezas azuladas.

Pasión trazada sentí
por tu fiel letra versada
en cien risas etéreas
y unas miradas cruzadas.

Surgió del fuego el deseo
en pugna con la razón.
Pasión joven sempiterna,
la victoria apareció;
y, en silencio, con un beso,
culminó la gran escena.

Recojo aquí tu testigo:
Ser cantante del amor;
de la muerte, mensajero;
ser de la belleza, auror;
y del papel y la pluma,
humilde esclavo sincero.

Gustavo Adolfo Bécquer

5 comentarios:

Raul a q dijo...

Me gustan tus poemas. Te sigo.
Un abrazo.

Lucas Fulgi dijo...

Excelente homenaje al gran poeta.

Luis Nieto - 'Papelylápiz' dijo...

Muy bueno, Daniel. Todo poema exige un ritmo, pero yo nunca lo he intentado con rima, y de momento no me apetece porque creo que no aporta más a lo que hago. Como no lo he intentado, también me pregunto si sería capaz, jajaja, por lo tanto admiro tu trabajo. Ciertamente, está muy bien.

Me quedo en el blog. Como soy el segundo y enseguida seré ocultado por acumulación de numerosos seguidores, no dejes de reservarme esa buhardilla romántica de "socio honorífico" ¿eh? jajaja.

Un abrazote desde 'Poemas del volcán'

Ardaire dijo...

Hola Daniel
gracias por invitarme, ha sido un gusto y te voy siguiendo. Bécquer..mi favorita es "El arpa".

Besos

Jesús Porteiro Artero dijo...

Un gran maestro, me encantan todos sus poemas, y este tuyo también